Terapia cráneo sacral pediátrica

La TERAPIA CRANEO SACRAL es una terapia muy suave y particularmente indicada para niños desde la fecha misma de su nacimiento.

Los RECIEN NACIDOS tienen una capacidad de adaptación y compensación enorme pero el nacimiento y a veces el periodo in utero pueden ser etapas traumáticas para el bebe. En un parto, las contracciones del útero, ejercen una fuerza sobre el cuerpo del bebe y particularmente sobre su cabeza. La intervención del médico, con instrumentos (fórceps, ventosas) puede ocasionar un daño en los tejidos blandos y las estructuras muy maleables del bebe. En las cesáreas, el bebe es extraido por tracción desde su cuello, ejerciendo fuerza en las articulaciones cervicales o entre las diferentes partes no suturadas del cráneo.

La TERAPIA CRANEO SACRAL permite liberar las tensiones imprimidas en las membranas, suturas y líquidos del Sistema Cráneo Sacral y asegurarse que tiene la movilidad fisiológica que necesita para su desarrollo. El terapeuta  actúa sobre el sistema nervioso, los nervios craneales, la linfa, y el sistema inmunitario, y a través de los fascias sobre cada una de las estructuras del cuerpo.

Algunas de las indicaciones para el RECIEN NACIDO son un embarazo con riesgo, un parto dificil, un parto por cesárea, disfunción en la succión, plagiocefalia (ligera asimetrías en la forma de la cabeza)… Otras veces, signos no patológicos que pueden indicar un desarreglo en la capacidad de movilidad de los huesos craneales o en tensiones fasciales periféricas: lloro excesivo antes de las comidas, dificultades en comer o conciliar el sueño, agitación en los cambios de entorno, sistema inmunológico debil … También se puede trabajar de manera preventiva, para evitar que pequeños trastornos se conviertan en enfermedades serias en un futuro. En países como Francia, Bélgica, Italia, Gran Bretaña, Estados Unidos, es habitual este trabajo desde los primeros días o meses de vida de los bebés.

En NINOS mayores, las indicaciones sOn : torticoli, estrabismo, sinusistis, dolor de cabeza, estreñimiento / diarrea, trastornos del sueno, hiperactividad, escoliosis, mala oclusión, tendencia a chuparse un dedo, etc


Es habitual encontrar a padres inquietos ante la idea de llevar a un terapeuta a su hijo a temprana edad. Conviene saber que en una sesión de TERAPIA CRANEO SACRAL, el terapeuta actua con un toque muy sutil, sus manos “escuchando” los movimientos internos de los tejidos del niño, e impulsando sus propios mecanismos de reequilibro. Muchas veces el bebe se queda dormido durante la terapia, o suspira profundamente cuando sus tejidos se relajan. El niño se atiende en una camilla o en los brazos de sus padres.